Las 10 mejores cosas que ver y hacer en Barcelona

En Barcelona se mezclan historia, arte y la vida del siglo XXI. No es una ciudad simplemente para visitar, sino para experimentarla y recordarla una vez nos deje cautivados. La capital de Cataluña está llena de historia y tradiciones, pero también es una ciudad que cambió para siempre a partir de los Juegos Olímpicos de 1992. La Barcelona de hoy en día tiene tanto que ofrecer como la Barcelona de hace siglos y es por ello una ciudad única que se tiene que visitar al menos una vez en la vida.

Lo cierto es que elegir las 10 mejores cosas que ver y hacer en Barcelona es muy complicado. Esta ciudad esconde una arquitectura increíble, gastronomía única y playas perfectas para relajarse. Es un lugar que tiene algo para todos los gustos y eso la convierte en una de las mejores ciudades del mundo.

1. La Sagrada Familia

La Sagrada Familia es uno de los edificios más famosos del mundo y, cuando se termine de construir, se convertirá en el edificio religioso más alto de Europa, con 172 metros.

Muchos creen que la Sagrada Familia es la primera cosa que hay que ver en Barcelona.  Es uno de los monumentos más visitados en España. Alrededor de 4 millones de personas se acercan cada año para presenciar la majestuosidad de esta excéntrica creación.

La Sagrada Familia, Barcelona

Nunca te podrás imaginar cómo de increíble es la Sagrada Familia hasta que la veas con tus propios ojos. Antoni Gaudí usó toda su imaginación para crear este edificio en el siglo XIX: la primera piedra se puso en 1892.

La Sagrada Familia ha recibido muchas críticas debido al tiempo que se está tardando en terminarla, pero incluso el mismo Gaudí ya dijo en broma que se necesitarán 700 años para hacerlo. Sin embargo, los arquitectos modernos, con la ayuda de la tecnología, esperan terminar este increíble edificio para el año 2026. ¡Eso significaría 500 años antes de lo que pensó Gaudí!

Al contemplar el complejo por fuera, con todos sus detalles, te resultará difícil concentrarte en solo una parte, pero, si decides pagar la entrada para ver el edificio por dentro, te prometemos que te quedarás aún más sorprendido. Las columnas que suben hasta el cielo rodeadas de vidrieras crean una experiencia de luz y color que muchos dicen que recuerda a la sensación de pasear por un bosque.

Sin lugar a dudas, la Sagrada Familia es una de las cosas más extraordinarias que puedes ver en Barcelona y es el claro ejemplo de como el ingenio del ser humano puede convertir la fantasía en realidad.

2. Barrio gótico

Los 2000 años de historia de las estrechas callejuelas del caso histórico de Barcelona te dejarán con la boca abierta. El Barrio gótico está formado por edificios de arquitectura medieval salpicados por toques de reliquias romanas. Te quedarás hipnotizado por esta parte de la ciudad, por lo que no te preocupes si, de repente, crees que este es el único sitio que ver en Barcelona.

Barrio gótico de Barcelona

La zona es muy popular tanto para los residentes de la ciudad como para los turistas. Si quieres hacerte una idea de verdad de lo que se esconde en el Barrio gótico, aléjate de las multitudes y piérdete por las calles empedradas menos visitadas. ¡Te resultará muy fácil imaginarte a Cristóbal Colón paseando por esas mismas calles! Y es que Barcelona fue el lugar donde Colón desembarcó después del viaje que le llevó a descubrir América. La arquitectura medieval de las calles hace que viajar a esa época sea algo casi instantáneo.

Después de explorar todos los rincones del Barrio gótico, siéntate y relájate en una de las cafeterías para tomar un chocolate con churros. Se dice que el mejor chocolate de Barcelona está en Granja Dulcinea, fundado en 1941. ¡Solo hay una manera de averiguarlo!

3. Las Ramblas

Ningún viaje a Barcelona estaría completo sin un paseo por las famosas Ramblas. Es justo aquí donde se encuentra la obra maestra de Gaudí, la Casa Batlló, y también es el lugar que separa el Barrio gótico del Raval. No esperes encontrar la auténtica Barcelona aquí, porque este paseo de 1,2 km de longitud es, posiblemente, el lugar más turístico de la ciudad. Si lo aceptas, quedarás rendido a sus pies.  

Casa Batlló, Las Ramblas, Barcelona

En las Ramblas también puedes encontrar clásicos como el Hard Rock Café, el bar Boadas (la cocktelería más antigua de Barcelona) y el carismático Café de l’Opera. 

Pero no solo encontrarás bares y tiendas varias en Las Ramblas. En esta calle también hay cabida para todo tipo de arte: cada cuatro pasos encontrarás a un artista callejero que te sacará una sonrisa con sus llamativos disfraces y espectáculos increíbles.

Hay mucho que ver y hacer en Las Ramblas. Merece la pena empezar por un extremo y caminar lentamente hasta el otro. Las calles de Barcelona hay que recorrerlas y esta no es una excepción. 

4. Parque Güell

Declarado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO en 1984, Gaudí dio rienda suelta a su imaginación en este proyecto, construido entre 1900 y 1914. El resultado es el actual parque municipal de Barcelona, repleto de maravillosas creaciones como "el drac" o "el dragón", una estatua de una salamandra gigante que saluda a los visitantes del parque cuando atraviesan la puerta principal. 

Parc Güell , Barcelona

Visitar el Parque Güell significa transportarse a un mundo de arquitectura modernista en el que los sinuosos senderos conducen a creativas esculturas y edificios surrealistas, todo ello situado en unos jardines diseñados por el propio Antoni Gaudí. 

Es un mundo de fantasía que recordarás durante años y es, sin duda, una de las mejores cosas que hacer si visitas Barcelona.

5. Mercados de Barcelona

¿Eres de los que visitan un lugar para probar su gastronomía? Entonces, Barcelona es perfecta para ti.

Desde hace ya unos años, la Ciudad Condal tiene una muy buena reputación en torno a la comida. Muchos chefs famosos han abierto restaurantes en la capital catalana, pero la buena noticia es que no te vas a tener que gastar una fortuna para disfrutar de los mejores platos que Barcelona puede ofrecer.

No te vayas de Barcelona sin visitar los mercados de Santa Caterina y La Boquería. ¡El olor en sí ya te teletransportará al cielo!

Estos dos mercados esconden platos para todos los gustos. Son un punto de encuentro tanto para turistas como para aquellas personas que llevan toda su vida viviendo en Barcelona, y es donde podrás probar los platos más típicos de la gastronomía de Cataluña.

La proximidad de Barcelona al mar Mediterráneo y a las montañas hace que la ciudad tenga muy cerca los mejores alimentos de la tierra y del mar. Y lo mejor de todo es que no tendrás que elegir entre ninguno de los dos porque los platos “mar y  montaña” son muy famosos en la gastronomía catalana.

Mercado en Barcelona

¿Quieres que te demos nuestras recomendaciones? Estupendo. No te olvides de probar la escalivada (berenjenas, pimientos rojos, cebollas y tomates asados), la butifarra, la escudella (el cocido catalán) o el suquet de peix (un guiso marinero con patatas). Si te quedas con hambre y quieres algo de postre, opta por la rica y famosa crema catalana o el mel i mató, un queso fresco típico catalán servido con miel y, a veces, nueces.

Visitar los mercados de la Ciudad Condal es una de las mejores cosas que puedes hacer en Barcelona. ¡Qué aproveche!

6. Monte Tibidabo

Toda gran ciudad de España tiene un mirador desde el que poder admirar cómo se funde entre el paisaje. Por supuesto, Barcelona no es una excepción y cuenta con numerosos lugares que ofrecen unas vistas increíbles.

Monte Tibidabo, Barcelona

Una de las mejores cosas que puedes hacer en Barcelona es tomar el funicular (¡construido en 1901!) y subir al monte Tibidabo. Desde allí, a una altura de 500 metros, puedes ver todo el esplendor de la ciudad.

Y lo mejor de subir hasta ahí arriba es que el monte Tibidabo no solo es un mirador. En el pico también encontrarás un parque de atracciones que lleva allí desde 1899. Sin lugar a dudas, perfecto para que se diviertan tanto niños como adultos. Por último, allí también se esconde el Museu d’Autómats, un museo con autómatas y maquetas de diferentes países en el que algunas de las atracciones originales todavía están en funcionamiento.

7. Bar Marsella

Si quieres hacer algo totalmente diferente cuando visites Barcelona, pon rumbo al Bar Marsella. Las puertas de este establecimiento abrieron por primera vez en 1820 en El Raval y es el bar de absenta más antiguo de Barcelona. Hasta el día de hoy, sigue regentado por la familia Marsella.

El Raval, Barcelona

En el Bar Marsella no solo puedes beber absenta, sino que también puedes ser testigo de la historia. Solo tienes que echar un vistazo a las botellas, colocadas detrás de la barra y llenas de polvo, que tienen un siglo de antigüedad. Los candelabros llenos de telarañas y las paredes con pintura descascarillada te hacen sentirte como si estuvieras en un lugar perdido en el tiempo. Es fácil imaginarse a personajes ilustres como Picasso o Hemmingway cruzando las puertas de este antiguo local y sentándose en una de las mesas en busca de inspiración. 

¿Te hemos convencido? El Bar Marsella abre sus puertas a las 10 de la noche y puedes quedarte hasta bien pasada la madrugada. Es una de las cosas más interesantes que se pueden hacer en Barcelona.

8. Fuente mágica de Montjuic

Montjuic es la montaña más alta de Barcelona, con 177 metros. Se puede subir al pico por carretera, aunque la forma más fácil de hacerlo es en funicular. Es un lugar espectacular para visitarlo en cualquier momento, ya que desde el castillo del siglo XVIII se pueden ver unas vistas panorámicas increíbles de la ciudad. 

Sin embargo, si quieres ver toda la magia de Montjuic, lo mejor es que vayas allí coincidiendo con el espectáculo de la fuente Mágica. Es una de las mejores cosas que puedes hacer en Barcelona. La fuente Mágica se creó para la Exposición Internacional de 1929 y hoy en día se ha convertido en una de las atracciones más emblemáticas de Barcelona.

Fuente de Montjuic, Barcelona

El espectáculo de música y luces de la fuente de Montjuic es algo que no te puedes perder si viajas a Barcelona. Simplemente déjate llevar por los colores y los sonidos bajo el cielo de la Ciudad Condal y relájate después del ajetreado día visitando la ciudad. Entre la música que acompaña a las 4760 luces y a los chorros de agua de hasta 52 metros, podemos encontrar rock, ópera, música contemporánea y música clásica. ¡Un poco de todo para todos los gustos!

No te olvides de incluir la fuente Mágica en tu lista de cosas que ver en Barcelona. ¡Te aseguramos que no te arrepentirás!  

9. Museos de Barcelona

Es imposible visitar Barcelona y no pensar en las influencias artísticas que la han convertido en la ciudad que es hoy en día. La Ciudad Condal está asociada con el arte desde hace décadas y ha servido de inspiración a multitud de genios.

Antoni Gaudí, por ejemplo, vivió en Barcelona desde que cumplió 16 años. Sus extravagantes edificios y esculturas se pueden ver por toda la ciudad. Pablo Picasso también es hijo adoptivo de la ciudad, ya que se mudó a Barcelona desde Málaga cuando tenía 14 años. Joan Miró nació en el Barrio gótico, en el seno de una familia de orfebres y relojeros. 

La verdad es que se podría estar toda una vida estudiando el arte de Barcelona. Te contamos cuáles son los tres mejores Museos de Barcelona para que no te los pierdas.

Museu Nacional d’Art de Catalunya, Barcelona

Para que puedas hacerte una idea de la gran influencia que Cataluña ha tenido en el mundo del arte, visita el MNAC: Museu Nacional d’Art de Catalunya. En él puedes encontrar una de las colecciones de arte románico más completas del mundo y una fabulosa colección de arte gótico, barroco y modernista catalán.

Si te gusta Picasso, entonces no te puedes perder el Museo de Picasso, que alberga casi 4000 obras del genial pintor y escultor. Sin duda, la mejor forma de ver la progresión del artista desde que empezó a formarse.

Otra de las cosas que tienes que visitar en Barcelona es la Fundació Joan Miró, la cual alberga una colección gigantesca de la obra de este artista barcelonés. El edificio fue construido por el amigo de Miró y es considerado una de los mejores edificios museísticos del mundo. Es el lugar perfecto para que los amantes del arte disfruten de la colección permanente de la obra gráfica de Miró y de sus pinturas de colores y formas inconfundibles. En la parte exterior, dentro del espacio natural del parque de Montjuic, también están expuestas varias de sus esculturas.

10. Playas de Barcelona

Es cierto que no mucha gente piensa en Barcelona como un destino para unas vacaciones de playa, pero las playas de Barcelona buen valen una visita. Puedes pasar una mañana disfrutando de un rico desayuno en uno de los chiringuitos o simplemente pasar un día relajándote al sol. Las playas está muy cerca del centro de la ciudad, por lo que son muchas las personas que se acercan hasta allí para comer, jugar a algún juego en la arena o simplemente disfrutar de un rato con su familia o amigos.

Playa de Barcelona

La ciudad cuenta con 9 playas. Todas son muy amplias y tendrás miles de oportunidades de probar algún deporte acuático, hacer que tus hijos se entretengan en los parques infantiles o disfrutar de los restaurantes y los bares con vistas al Mediterráneo.

El hecho de poder dejar atrás el ajetreo de la ciudad y fundirte con el azul del mar es una de las razones por las que visitar las playas de la ciudad es otra de las mejores experiencias que hacer en Barcelona.

Conclusiones

¡Y esto es todo! Estas son nuestras 10 mejores cosas que hacer y ver en Barcelona. Apúntalas todas en tu lista y alquila una casa de vacaciones en Barcelona si quieres descubrir por qué es una de las mejores ciudades del mundo.

Artículos relacionados: 

¿Tienes curiosidad? Entonces, ¿por qué no te animas viajar desde Barcelona en ferry? Reserva tus billetes desde Barcelona y viaja a destinos como Mallorca o Ibiza con DirectFerries.es, y aprovéchate de sus fantásticos horarios y sus precios.