Pals: historia medieval, playas, gastronomía y naturaleza

Pals pasa por ser uno de los pueblos con más encanto que podrás visitar durante tus vacaciones en la Costa Brava. Situado en la cima de una montaña, se construyó en torno a una fortaleza y ha sabido conservar su espléndido espíritu medieval, por lo que, hoy en día, visitar Pals es como viajar en el tiempo.
 
Tanto el patrimonio histórico y urbanístico, como el patrimonio cultural se ha mantenido a través de los siglos, por lo que visitar este pueblo es toda una experiencia. A lo largo del año se organizan diversos eventos gastronómicos y culturales y sus alrededores son impresionantes, con una playa virgen, dunas, humedades y diferentes campos de arroz que conforman un parque natural único. En esta guía te ofrecemos todo lo que necesitas saber para disfrutar de lo mejor de Pals.
 

1. Explora el casco histórico

Caminar por los alrededores de Pals es una experiencia relajante. Déjate atrapar por su auténtica belleza y apasionante historia. En tu paseo por el pueblo podrás disfrutar de sorprendentes detalles y características arquitectónicas como pintorescos arcos y puertas, adornadas con multitud de flores, que añaden un toque de color a las bonitas paredes de piedra.

El buen estado de preservación del pueblo de Pals se debe a la labor de un médico local que, después de que el pueblo hubiese sido descuidado durante años, tomó la iniciativa de restaurarlo. Gracias a su labor, en 1973 el pueblo de Pals fue declarado como Lugar de Interés Histórico.

La primera mención de Pals data del siglo IX, aunque hay indicios de que ya había estado habitada anteriormente. Su nombre proviene del latín “Palus”, que significa “terreno pantanoso”, ya que está rodeada por estanques y pantanos.

Algunos monumentos 

La Torre de las Horas destaca por su estructura circular y belleza románica y fue construida entre el siglo XI y el siglo XIII. La carretera principal hacia el pueblo serpentea hacia ella, por lo que su acceso no podría ser más sencilla. La torre es el único resto de un antiguo castillo, destruido durante la guerra civil catalana en el siglo XV. Entonces la convirtieron en un campanario de estilo gótico, que explica su nombre. En total, se conservan cuatro torres de la fortificación original, todas ellas unidas por muros defensivos de piedra. 

En el punto más alto encontrarás el mirador Josep Pla, nombrado en honor este escritor, natural de la cercana localidad de Calella de Palafrugell, al que le gustaba incluir a Pals en su trabajo y que una vez afirmó: “Pals no es bueno para una, sino para cientos de visitas”. Desde este mirador, alcanzarás a observar unas vistas panorámicas de las Islas Medes, el Masivo del Montgrí, Canigó y la Sierra de l’Albera. 

La Iglesia de Sant Pere tiene más de 1000 años de historia. Parte de la piedra con la que se construyó provenía del antiguo castillo de Pals y, a lo largo de los siglos, su arquitectura ha incorporado detalles de diferentes estilos: cuenta con una base románica y elementos góticos y barrocos, además de un campanario del siglo XVIII.  

La fortificada Casa-Museo de Cultura Ca La Pruna proviene del siglo XV y XVI. Nos ofrece una exhibición permanente de vinos y cavas catalanes, además de una réplica de una farmacia del siglo XVIII. También acoge el Museo de Arqueología, en el que se muestran diferentes objetos encontrados en un buque de guerra inglés que se hundió durante la Guerra de Independencia (1808) en el asedio de Roses, un precioso destino de sol, playa y naturaleza en la actualidad. 

Mientras exploras la localidad te cruzarás con diferentes galerías de arte y también pequeñas tiendas artesanales en las que podrás comprar coloridas piezas de cerámica catalana por muy buen precio. 

Cuando necesites descansar, podrás tomar algo en alguna de las terrazas del precioso casco histórico de Pals, por ejemplo, en la Plaça Major de Pals, una plaza preciosa en la que se encuentra el ayuntamiento.

Si tienes hambre, prueba el plato tradicional de Arròs de Pals a la Cassola en alguno de los restaurantes locales. Después de todo, la tradición arrocera de Pals tiene casi quinientos años. Incluso se celebra un evento gastronómico especial al inicio de la primavera, llamado “Pals y la cocina de arroz” y que explicamos en el siguiente apartado.  

2. Descubre y disfruta la gastronomía y arroz local

Rutas por los campos de arroz

Imagínate descubrir los campos de arroz de la zona, a pie o en bicicleta por los caminos que los atraviesan o a bordo del pequeño tren turístico, desde el que podrás disfrutar de unas vistas sorprendentes del paisaje, de un intenso color verde durante los meses de verano y con la montaña de Montgrí al fondo.

El tour por los campos de arroz con el tren “Xiulet de Pals” es de aproximadamente 90 minutos e incluye una visita al molino, que lleva en funcionamiento desde el siglo XV y, además, su visita guiada incluye demostraciones.  Podremos realizar esta visita de abril a octubre. Para más información: http://www.elxiuletdepals.com/en/route-of-pals-rice/ o llama 628 59 79 72.

Disfruta la gastronomía local en “Pals y la cocina de arroz” y el Festival de Vino (abril-mayo)

Si decides reservar una casa de vacaciones en Pals en abril durante la primera mitad de mayo, podrás disfrutar de un evento especial: “Pals y la Cocina de Arroz”, en el que participan el molino de arroz, el ayuntamiento y diversos restaurantes locales. Se trata de una oportunidad única para conocer todos los secretos de la calidad e historia del principal producto de Pals, ya que hay visitas guiadas sobre la historia y tradiciones relacionadas con el arroz, mercados con productos locales, cursos de cocina, conferencias, talleres artesanales…

Lo mejor de este evento es el menú especial que sirven los restaurantes locales, que incluye un guiso típico a base del arroz de Pals como plato principal, además de otras platos y postres típicos. 

En abril también se celebra el Festival de vino Vivid por toda la Costa Brava, con más de 100 actividades diferentes en la región del Empordà, incluyendo catas de vino, tratamientos de vinoterapia, salidas a la naturaleza, jornadas abiertas y también actividades para profesionales del sector. (Más información: Doemporda.cat.)

La tradicional Plantada del arroz”: mucho más que una demostración (junio)

Uno de los mejores meses para visitar la zona es junio, ya que en esta época podremos ver cómo la población local siembra el arroz a mano, con la espada encorvada y con sus pies en el agua de los campos, tal y como se hacía antes de que apareciese la maquinaria. 

Durante la celebración de La Plantada del Arroz, expertos agricultores nos muestran el método tradicional con el que solía hacer. Esta demostración única se continua con una comida de recetas locales para reponer fuerzas y diferentes actividades centradas en la vida rural y en la siembra y cuidado del arroz. 

La tradicional “Cosecha del Arroz”: mucho más que una demostración (octubre)

En octubre podrás observar cómo se recoge el arroz que había sido plantado en junio, utilizando el mismo método manual y tradicional. Así, se van cortando y apilando los tallos en una barcaza de madera que es arrastrada por un caballo. Como recompensa por el duro trabajo, nada mejor que terminar con una fiesta en la que se ofrecen distintas recetas a base de arroz. 

Un restaurante con Estrella Michelin, escogido como “El mejor del mundo”

Si lo tuyo es la buena comida, no te deberías perder el famoso restaurante de tres estrellas, Celler de Can Roca en Girona. Este restaurante ha encabezado, en varias ocasiones, la lista de los “50 Mejores Restaurantes del Mundo” de la revista Restaurant, por lo que asegúrate de reservar una mesa con varios meses de antelación si quieres disfrutar de sus maravillas culinarias.   

La Feria del Queso y el Vino de Pals (agosto)

Si visitas Pals al final de agosto, podrás disfrutar de un riquísimo evento gastronómico: La Feria del Vino y Cavas de Pals (Fira de vins y Cavas de Pals) especializada en la denominación de origen Empordà.

Durante dos noches, el jardín del edificio de Ca La Pruba acoge una exhibición sobre los vinos y quesos catalanes, muy recomendable si te apetece probar y descubrir las diferentes denominaciones de origen catalanas. Se ofrece la opción de comprar una entrada para probar vino o queso, o una entrada que combina ambas catas. 

Nit d’Espelmes: una mágica noche de verano en Pals (agosto)

Aparte de todos estos deliciosos eventos gastronómicos, Pals también organiza, a mediados de agosto, una noche especial, conocida como Nit d’Espelmes, en la que la luz de todas las farolas de la localidad se reemplazan por velas.   

En total, se utilizan más de 10.000 velas para crear una atmósfera única, en la que se busca resaltar e iluminar la belleza arquitectónica del casco antiguo de Pals. Además, numerosos artistas ofrecen conciertos al aire libre, lo que refuerza, todavía más, este mágico ambiente. Este evento se inspiró en la Notte delle Candele, que se celebra todos los años en la localidad italiana de Vallerano.

3. Desconecta de todo estrés en un Parque Natural

Pals forma parte del Parque Natural del Montgrí, Islas Medes y el Bajo Ter. Si te gusta mantenerte activo durante tus vacaciones, verás que este parque ofrece numerosas excursiones que podremos realizar a pie, en bicicleta o, incluso, a caballo.

Te recomendamos, también, la ruta que lleva hacia el observatorio de pájaros. Los pantanos y marismas de la zona atraen a numerosas especies de aves, por lo que podrás observar todo tipo de pájaros por el camino.

Si te apetece completar una buena ruta de senderismo, a pie o en bicicleta, te proponemos la subida a la cima del Massís del Quermany. Tu esfuerzo tendrá su recompensa y es que alcanzarás a observar las maravillosas vistas del pueblo medieval de Pals, localizado en lo alto del Mont Aspre, los campos de arroz y las marismas, la playa de Pals, las Islas Medes y las montañas de los Pirineos y Gavarres. Prepárate para sacar unas fotografías estupendas y disfruta de la belleza de todo el paisaje.

También, si viajas con niños y os apetece realizar alguna aventura al aire libre excitante, te recomendamos visitar el Parc Aventura Costa Brava, una de las principales actividades de nuestra guía de Pals en familia.

4. Relájate o disfruta del deporte en la playa de Pals

El pueblo de Pals no es un destino costero, lo que lo hace más tranquilo (especialmente fuera de temporada alta) y le confiere su encanto rural y entorno natural. Con todo, Pals sí que tiene playa, situada a tan solo 3 kilómetros de la localidad. 

La Platja de Pals es una de las más extensas de la Costa Brava. Se compone de una larga línea de arena dorada que forma parte del parque natural, por lo que no solo podremos disfrutar de la relajación de tumbarnos al sol durante horas y de las vistas de las Islas Medes, también es un lugar perfecto para caminar por dunas protegidas y ecosistemas especiales, como las marismas y los campos de arroz, que encontraremos a lo largo de la playa. 

En esta playa podremos realizar, entre otros, todo tipo de deportes acuáticos, golf y buceo. Si tienes flexibilidad, te aconsejamos visitar esta playa fuera de los meses de verano. Septiembre y octubre suelen tener temperaturas cálidas y el agua todavía está caliente, después del calor del verano. Encuentra toda la información que necesitas en nuestra guía sobre la Playa de Pals. 

5. Descubre los alrededores de Pals

Hay numerosas escapadas que puedes realizar por los alrededores de Pals. Si te ha gustado su encanto medieval, entonces no deberías perderte el pueblo amurallado de Peratallada, a tan solo 10 kilómetros de distancia. 

Los destinos de vacaciones de Begur y Palafrugell se encuentran a un paso de Pals y nos ofrecen numerosas playas y calas, famosas por su belleza. Por lo que quizás ya te suene el nombre de alguna: Sa Tuna, Tamariu, etc.  

El pintoresco casco histórico de Girona se encuentra a tan solo 45km de distancia, por lo que supone una visita de un día estupenda. Sin olvidarnos de Barcelona, repleta de cosas que hacer y ver, especialmente en verano y 130km de distancia. Con tantas cosas con las que disfrutar en Pals y por sus alrededores, ¡repetirás para poder disfrutarlo todo!

Mapa

Compartir artículo

Casas de vacaciones destacadas en Pals

Apartamento en Pals

  • 2 dormitorios
  • 4 personas
  • 1 baño
  • 44 m² de vivienda
  • Balcón
  • Terraza
  • Chimenea
  • Parking
  • Lavadora

Apartamento en Pals

  • 2 dormitorios
  • 4 personas
  • 1 baño
  • 44 m² de vivienda
  • Balcón
  • Terraza
  • Chimenea
  • Parking
  • Lavadora

Apartamento en Pals

  • 2 dormitorios
  • 4 personas
  • 1 baño
  • 48 m² de vivienda
  • Balcón
  • Terraza
  • Lavadora
  • Televisión
  • Lavavajillas

Comentarios

X
Gane un cheque regalo de 750€ !!!
Suscríbete a nuestro boletín de noticias y podrás ganar 750€ para tus próximas vacaciones en España


He leído y acepto la política de privacidad.
 Gane un cheque regalo de 750€ !!! 
Vacaciones-España utiliza cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Puede cambiar la configuración y obtener más información aquí