Ordenar por: España

Historias y leyendas de la tapa en España

Hablar de tapas en España es hablar de la historia y cultura de este increíble país, siendo nuestra gastronomía un referente a nivel mundial. Las tapas han sido, son y serán los entrantes más populares en los inicios de las principales comidas del día.

Estos pequeños y exquisitos bocados llenos de sabor que generalmente van acompañados de nuestra bebida favorita y solemos tomar de forma informal, de pie apoyados en alguna barra, sirve para saciar el hambre y prepararnos ante la llegada de los platos más contundentes.  ¿Pero conoces su historia?


Según la Real Academia Española la tapa es: "Pequeña porción de algún alimento que se sirve como acompañamiento de una bebida".

 

Historias sobre el origen de la tapa hay muchas y diferentes, te traemos varias de las más difundidas y quédate con la que más te guste. Así que si estas preparado, adentrarte conmigo en el maravillo y coqueto mundo de estas pequeñas exquisiteces llenas de sabor.

¡Vamos a tapear!

Origen de la tapa

Este original y pequeño tentempié que a todos nos encanta, exigía del binomio perfecto, el vino. El alcohol aumenta el entusiasmo y las fuerzas, sin olvidar que combatía a la perfección el frío invierno en los campos y talleres medievales. En verano esta bebida que tiene su propio dios llamado Baco, era sustituida por otra de las más típicas y refrescantes bebidas españolas como es el gazpacho.

Existe la leyenda popular que se remonta a los tiempos del Rey Alfonso XIII, según uno de los restaurantes más antiguos de España, un día el Rey Fernando XVII visitó una de las ventas más longevas de Andalucía como es "la venta Ventorrillo del Chato", como respuesta a la petición del Rey, el propietario de esta venta le sirvió un chato de vino con una loncha de queso (otro dicen que era jamón), finamente cortado encima, esto no era más que para tapar y proteger el vino de moscas y polvo de los caminos, que rondaban alrededor del vino. 

Desde entonces, el Rey Alfonso XIII (o Fernando XVII) siempre que iba a un establecimiento quería un chato de vino con algo de comer, así comenzó esta moda mundialmente conocida, que comenzó como una tapadera natural para proteger el vino. Algunos afirman que este acto tiene un origen plebeyo.

Otras de leyendas tiene su origen a causa de la enfermedad del Rey Alfonso X el Sabio, que se vio obligado a tomar pequeños bocados entre horas, con pequeños sorbos de vino. Una vez recuperado, el Rey Alfonso X dispuso que en los mesones de Castilla no se despachara vino si no era acompañado de algo de comida.

El origen plebeyo, alejado de las leyendas de la realeza se centra en la necesidad de los agricultores y trabajadores de otros gremios en ingerir un pequeño alimento durante su jornada laboral, para que les permitiera continuar con sus labores hasta la hora de la comida.

Como debe ser una tapa


La tapa, para que se pueda considerarse como tal, tiene que tomarse entre las comidas principales del día, la cual nos permite aguantar hasta la hora de la comida o la cena. Lo cierto es que se ha convertido en un apelativo gastronómico de identificación nacional e importancia cultural para todos.

Las recetas de las tapas difieren según los gustos y tradiciones gastronómicas de cada región, pero las más habituales son, "las aceitunas, frutos secos y los fiambres que están presentes con mayor frecuencia que junto a las rodajas de chorizo, queso, jamón o lomo se han universalizado".

A partir de aquí, se abre todo un mundo de posibilidades entre ingredientes y recetarios que se reparte por todos los bares y restaurantes de España y que engloba todo tipo de ingredientes, carnes, pescados, verduras, huevos y cualquier otro producto pueden formar parte del mundo de la tapa.


Hoy día el tapeo es una manera de salir a comer o mejor dicho "picar o tapear", convirtiéndose en un hábito en el que los consumidores pueden reemplazar las típicas comidas largas y formales por esa actividad dinámica e informal que nos proporciona ir de tapas. Este comportamiento tiene un importante carácter social y colectivo, una practica que casi llega a ser un ritual en la forma de comportarnos y adaptarnos a esas pequeñas esperas de forma elegante y cortés ante la posibilidad de encontrar un hueco libre en la barra del restaurante, un auténtico logro en algunos restaurantes. 

Muchas ciudades de España se disputan el galardón de los mejores lugares para tapear, llamase Málaga, Granada, Madrid, Sevilla, Cordoba o San Sebastian, estas ciudades son ideales para aprender este arte, auténticos templos de la gastronomía en el que sin duda disfrutaréis de sus diferentes y variados productos gastronómicos.

Te invito a que leas este artículo sobre los 10 mejores restaurantes internacionales en Málaga  

Agradecimiento especial al "restaurante Ventorrillo el Chato" por su amable recibimiento y hospitalidad.

Restaurante Ventorrillo el Chato

Dirección:

Vía Augusta Julia, S/N.
Ctra San Fernando - Cádiz. 
Coordenadas W 06º 15' 44" · N 36º 28' 49".

Teléfono:
+34 956 25 00 25
+34 956 25 71 16

 

Compartir artículo

Comentarios

X
Gane un cheque regalo de 750€ !!!
Suscríbete a nuestra newsletter y entra en el sorteo de 750€ para tus próximas Vacaciones España. Elige entre más de 7.500 viviendas vacacionales.

 Gane un cheque regalo de 750€ !!!