Los mejores lugares donde quedarse en la Costa Brava

La Costa Brava tiene algo que enamora. Conocida por sus calas paradisíacas, pueblos con encanto y parques naturales, esta franja del litoral catalán es el destino ideal para una disfrutar de una escapada o unas vacaciones perfectas, por lo que en este artículo te mostramos los lugares donde quedarse en la Costa Brava en función de lo que estés buscando.
 
 
Perfectamente conectada por la AP-7 y con vuelos nacionales e internacionales llegando a los aeropuertos de Girona y Barcelona, la Costa Brava merece ser explorada.
 
 
Para irse de escapada a la Costa Brava encontramos opciones para todos los gustos. Desde la ciudad de Girona a localidades como Figueres, ambas son perfectas para aunar la naturaleza del entorno con un toque más urbano, visitando sus museos, patrimonio, bares y restaurantes. Este litoral es sinónimo de playas de ensueño, pero Tossa de Mar y Cadaqués son dos de los pueblos de la Costa Brava con más encanto y destinos estrella entre los que buscan una escapada de sol y playa, ya que ofrecen playas urbanas, con todos los servicios; y calas remotas, donde disfrutar de la belleza y tranquilidad del mar.
 
Para unas vacaciones de lujo no hay nada mejor que Empuriabrava, ya que su sistema de canales permite que te puedas mover en barco a todas partes. Pero si tu presupuesto es un poco más ajustado y lo que buscas es una escapada barata, en localidades como L’Estartit y L'Escala podrás disfrutar de playas magníficas y un sinfín de opciones de entretenimiento sin tener que tirar la casa por la ventana.
 
 
Los que viajan en familia deberían buscar el sello de Turismo Familiar que otorga la Generalitat Catalana a aquellas localidades, como Roses y Platja d’Aro, que se preocupan en ofrecer servicios, actividades y sistemas de seguridad especialmente pensados para aquellos que se vienen de escapada a la Costa Brava con niños.
 
Pueblos como Pals son un verdadero oasis de tranquilidad, la opción perfecta si quieres escapar del mundanal ruido. En particular, Pals nos encanta porque se encuentra emplazado en lo alto de una colina rodeada de campos de arroz que podrás recorrer en bici o en múltiples rutas de senderismo. 
 
Por último, no son pocos los que se acercan a Lloret de Mar o a Blanes para disfrutar de su vivo ambiente nocturno, con numerosas fiestas y discotecas que abren hasta primeras horas de la mañana. Pero vayamos poco a poco y descubramos cada una de estas escapadas por la Costa Brava por separado.
 

Donde quedarse para una escapada urbana

A muy pocos quilómetros de la Costa Brava nos encontramos con la segunda ciudad más grande de Cataluña, Girona. En esta ciudad disfrutarás de un ambiente repleto de historia y exento del bullicio de las grandes urbes. Perderse por el laberinto de callejuelas empedradas y edificios centenarios de su barrio judío, el mejor conservado de Europa, es un verdadero placer, mientras escuchas las campanadas de su majestuosa catedral, que domina la ciudad desde lo alto. Sin mencionar las murallas romanas que rodean el casco antiguo y que podrás recorrer mientras contemplas las vistas los alrededores, con los Pirineos al fondo.
 
Girona es una ciudad perfecta para visitarla a lo largo de todo el año, pero una época especialmente recomendable es el mes de mayo, durante el festival "Temps de flors" (Festival de flores de Girona), en el que las calles de la ciudad aumentan su encanto natural gracias a cientos de flores y decoraciones florales.
No dudes en reservar tu alquiler vacacional en Girona ciudad para disfruta de una escapada urbana de calidad. 
 
 
Otra localidad perfecta para una escapada urbana en la Costa Brava es Figueres. Pese a su pequeño tamaño, el centro urbano de Figueres está repleto de vida, sobre todo durante los meses de verano y acoge gran cantidad de eventos internacionales y museos como el Museo del Juguete y el Museo del Vino del Empordà. 
 
Entre todo el patrimonio de la localidad, destaca el surrealista Teatro-Museo de Dalí, diseñado por el propio artista catalán para acoger su obra y que reconocerás inmediatamente, debido a su vibrante color rojo y llamativas cúpulas circulares. Comprueba nuestras sugerencias con los mejores planes de vacaciones en Figueres y descubre lugares como el Castillo de San Fernando, la fortaleza más grande de Europa. Por eso, reserva tu casa de vacaciones en Figueres y prepárate para descubrir el arte de Dalí y los secretos de la Costa Brava.
 

Donde quedarse para una escapada en la playa en la Costa Brava

Si lo que quieres es disfrutar del buen tiempo durante tu escapada, en las casas de vacaciones de sol y playa en la Costa Brava te alojarás a un paso de este verdadero paraíso. A lo largo de todo su litoral discurren larguísimas playas de arena fina y dorada y con todos los servicios a la vuelta de la esquina o en la misma playa. Podrás comer o tomar algo en sus chiringuitos, alquilar el equipo de esnórquel, kayaks o raquetas, practicar windsurf o esquí acuático o relajarte en sus hamacas y tumbonas. 
 
Sin lugar a dudas, la joyas de la corona son sus calas remotas, protegidas por paredes escarpadas y rodeadas de plena naturaleza como las que encontramos en el Cabo de Creus, a un paso de localidades como Roses o Cadaqués. Al igual que la mayor parte de los pueblos de la Costa Brava, Cadaqués cuenta con playas fabulosas. Desde las playas urbanas de Playa Grande, playa Es Sortell o la playa Es Pianc, desde las que se disfrutan de unos atardeceres impresionantes, hasta las calas salvajes que nos encontramos a medida que nos introducimos en el Cabo de Creus. Nos referimos a paraísos terrenales, como las calas Jugadora, Portaló y Culleró, en las que muy posiblemente tengamos la playa para nosotros solos. Por eso, encuentra el mejor alquiler de vacaciones en Cadaqués, ponte crema y disfruta del mar.
 
 
Vayas donde vayas en la Costa Brava, seguro que encuentras playas increíbles, pero para ayudarte con tu búsqueda te dejamos con esta guía de las mejores playas de la Costa Brava. Como verás, algunas de ellas se encuentran muy próximas a Tossa de Mar debido a su pintoresco paisaje. Es más, en Tossa de Mar podrás alojarte en casas de vacaciones a un paso de la playa. Imagínate tumbarte en la arena a los pies de una muralla medieval y rodeada por una frondosa vegetación. Esa es la Playa Gran, una de las mejores playas de Tossa de Mar, pero hay muchas más, como Cala Futadera y Cala Giverola, a las que podrás llegar caminando o, incluso, ¡en un paseo en barco con fondo de cristal! 
 

Vacaciones de lujo en la Costa Brava

La Costa Brava es tan variada que, a lo largo de sus 214 quilómetros de litoral, nos ofrece opciones para todo tipo de escapadas. Como no podría ser de otra manera, en localidades como Empuriabrava y Calella de Palafrugell podrás disfrutar de unas vacaciones de lujo, sin tener que privarte de nada. 
 
Si estar rodeada de playas increíbles y parques naturales de ensueño no fuesen razones suficientes, a tu casa de vacaciones en Empuriabrava podrás llegar directamente en barco. Sí, esta localidad está surcada por todo un sistema de canales que la convierten en la Venecia de España. Podrás alquilar una embarcación y navegar todos los canales de Empuriabrava y, si te apetece, salir a mar abierto para sentir en tu piel el reflejo del sol en el Mediterráneo o atracar y jugar al golf por sus alrededores.  
 
 
Seguimos con Calella de Palafrugell, una localidad de edificios blancos y playas turquesas, repletas de barquitas de pescadores de múltiples colores que dibujan una imagen típicamente mediterránea en las que podrás disfrutar de unas vacaciones de lujo en la Costa Brava
 
Aparte de sus increíbles playas, en Calella se celebran numerosos eventos a lo largo de todo el año y acoge restaurantes reconocidos en los que podrás cenar a la luz de las velas con vistas al mar. Sin olvidarnos del Jardín Botánico del Cap Roig, un precioso jardín escalonado directamente sobre el Mediterráneo y que suele acoger exposiciones de artistas internacionales y festivales de todo tipo. Por eso, reserva ya tu casa de vacaciones en Calella de Palafrugell y déjate mimar por este pequeño paraíso. 
 

Escapada en la Costa Brava barata

En general, si te apartas de las terrazas del paseo marítimo, podrás encontrar bares y restaurantes con precios asequibles. Además, no es complicado encontrar alquileres baratos en la Costa Brava, por lo que, si planificas tu escapada con tiempo, puede salirte muy bien de precio sin tener que renunciar a nada. Para encontrar donde dormir barato te recomendamos L'Estartit y L'Escala. Algunos alquileres de vacaciones en L’Estartit son tan baratos como 27€ por noche y en esta localidad podrás disfrutar de hasta tres playas urbanas diferentes y, en sus alrededores, pequeñas calas más íntimas, en las nadie te moleste.
 
Otra localidad conocida por sus alquileres vacacionales a buen precio es L’Escala, situada a tan solo 90 minutos de Barcelona y al lado del aeropuerto de Girona. En L’Escala podrás practicar deportes acuáticos por sus numerosas playas y contemplar sus impresionantes paisajes de dunas.  
 

Escapada en la Costa Brava con niños

Si viajas en familia tendrás que asegurarte de encontrar actividades en tu destino pensadas para contentar a los niños, pero eso no debería ser un gran problema en la Costa Brava, ya que muchas de sus localidades se han convertido en destinos especializados en turismo familiar. Por ello, no resulta extraño encontrar casas de vacaciones para familias en la Costa Brava con características perfectas para viajar con niños.
 
Una de las opciones que nunca falla es la de disfrutar de un día de diversión en un parque acuático. Localidades como Roses o Platja d’Aro cuentan con parques acuáticos, como Aquadiver y Aquabrava, en los que disfrutar en familia de sus toboganes, piscinas de olas, jacuzzis y todo tipo de áreas temáticas. Otra opción son los parques de aventuras, como Parc Aventura en Platja d'Aro que cuenta con actividades suspendidas en los troncos de los árboles entre las que se incluyen tirolinas, saltos al vacío, redes, puentes colgantes… Encuentra tu casa de vacaciones en Platja d’Aro y prepárate para vivir unas vacaciones en familia inolvidables. 
 
Una de las mejores actividades en familia por la Costa Brava es la ruta de senderismo del Paratge de la Tudela en el Cap de Creus. Esta ruta cuenta con formaciones geológicas extravagantes, que inspiraron nada más y nada menos que la obra de Dalí. Dejad volar vuestra imaginación y podréis encontrar un gorila, un león marino y hasta un camello. 
 
 
Pero no solo eso, en Roses también podréis recorrer los alrededores y maravillaros con las vistas a bordo de sus encantadores tres turísticos, pensados especialmente para los más pequeños. O pasar a la acción y aventuraros a descubrir sus playas en kayak y piragua. Si decides alojarte en Roses, tus hijos se lo pasarán en grande.
 
Otro de los destinos más emblemáticos de la Costa Brava es Tossa de Mar. Una localidad repleta de encanto, con un casco antiguo situado en lo alto de un acantilado y rodeado por una fortaleza medieval que podréis recorrer y disfrutar de la brisa del Mediterráneo. Además, para grandes y pequeños, Tossa de Mar cuenta con numerosas actividades en familia, como recintos de paintball, rutas de senderismo y playas de ensueño. 
 

Escapada rural en la Costa Brava

El turismo rural cada vez está más en auge y es que cada vez son más las personas que buscan destinos remotos en los que poder desconectar de la rutina o vivir una escapada de fin de semana. Lo mejor del turismo rural en la Costa Brava es que podrás combinar la paz y tranquilidad de sus pueblos con un montón de alternativas para ver y hacer por sus alrededores, por lo que no hay opción al aburrimiento.
 
El pequeño pueblo de Pals parece sacado de un cuento de hadas y por eso también es uno de los destinos favoritos entre los que buscan una escapada romántica en la Costa Brava. Se encuentra en la cima de una pequeña montaña, rodeada de extensas planicies de naturaleza y a un paso del parque Natural del Montgrí. Se trata de un pequeño pueblo formado por casitas de piedra y callejuelas adoquinadas que ha sabido mantener su romántico encanto medieval a lo largo de los años. En la gastronomía local, el componente estrella es el arroz, cultivado directamente en los humedales que rodean al pueblo que podrás recorrer en bicicleta. Por ello, si quieres volver cargado de energía de tu escapada rural, no dudes en reservar tu casa de vacaciones en Pals
 
 
Otra opción muy recomendable para desconectar de lo cotidiano o para una escapada en la Costa Brava de fin de semana es alojarse en Begur, un pequeño pueblo rodeado por colinas y culminado por un castillo medieval que nos regala una vista panorámica de la Costa Brava inigualable. En Begur merece la pena descubrir sus casas de indianos, edificadas por los habitantes locales que emigraron a Cuba en el siglo XIX e importaron su arquitectura.
 
Aunque estés buscando una escapada rural, si has escogido la Costa Brava como destino es porque te gustaría disfrutar del encanto de sus numerosas playas y calas. Si es así, encontrar alojamiento vacacional en Calonge debería ser una opción a valorar, puesto que se trata de una localidad dividida en dos: una más moderna y otra parte medieval, emplazada en una colina y en la que podrás visitar su castillo, procedente del siglo XII. 
 

Donde quedarse para salir de fiesta en la Costa Brava

Puede que busques una escapada en la que darlo todo por las noches hasta bien entrada la mañana. Las localidades de la Costa Brava suelen ser de tamaño medio, pero cuando empieza el buen tiempo atraen gran cantidad de turistas que aportan mucha vida nocturna a la zona. 
 
Sin duda, si lo que quieres es fiesta tu destino es Lloret de Mar. Esta localidad turística se encuentra a tan solo 75 km de Barcelona y es conocida por su gran vida nocturna, especialmente en verano. Por el día podrás disfrutar de la playa y de su importante patrimonio, en el que destacan un cementerio modernista, la fascinante iglesia de Sant Romà y los jardines de Santa Clotilde; y, cuando cae el sol te embriagará el ambiente de sus chiringuitos, bares y clubs de moda como la discoteca Hollywood, Disco Tropics, Disco Colossos o Moëf Gaga, en las que la fiesta dura hasta el amanecer.
 
Platja d’Aro, Blanes y Empuriabrava también son conocidos por su marcha nocturna, por lo que no te faltarán opciones de fiesta en la Costa Brava. Pero si tu plan de diversión es un poco más tranquilo y te apetece más ir más de vinos, entonces las localidades de Cadaqués, Roses y Tossa de Mar puede que encajen más contigo.
 
Como habrás podido comprobar, sobran razones para visitar la Costa Brava. Ahora que empieza el buen tiempo, no dudes en acercarte y descubrir todas las maravillas del litoral catalán por ti mismo. La Costa Brava nunca defrauda.

Apartamento en Roses

  • 1 dormitorio
  • 3 personas
  • 1 baño
  • 35 m² de vivienda
  • 8 m² de terraza
  • Aire acondicionado
  • Calefacción
  • Parking
  • Garaje

Chalet independiente en Lloret De Mar

  • 3 dormitorios
  • 6 personas
  • 2 baños
  • 85 m² de vivienda
  • Piscina privada
  • Wi-Fi
  • Chimenea
  • Barbacoa
  • Parking

Apartamento en Roses (Roses Centro)

(1)
  • 2 dormitorios
  • 5 personas
  • 1 baño
  • 65 m² de vivienda
  • 30 m² de terraza
  • Wi-Fi
  • Mobiliario de terraza
  • Satélite
  • Aire acondicionado

Comentarios

X
Gane un cheque regalo de 750€ !!!
Suscríbete a nuestro boletín de noticias y podrás ganar 750€ para tus próximas vacaciones en España


He leído y acepto la política de privacidad.
 Gane un cheque regalo de 750€ !!! 
Vacaciones-España utiliza cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Puede cambiar la configuración y obtener más información aquí